Plurilingüismo y las redes sociales 2.0: Una introducción al tema

31 05 2009

En un mundo que se achique más a cada momento, nos enfrenta aun más bruscamente el dilema de como comunicarnos.  No todos hablan el mismo idioma, sin embargo ahora tenemos la manera de difundir las comunicaciones por dondequiera y de inmediato.  Se supondría que todos aprendieran y utilizaran el inglés, ¿verdad?

Bueno, sigue creciendo el dilema.  En el caso que seamos educados, cultos y personas de buenos modales, ¿cómo podremos lograr la misma calidad de comunicación con la cual andamos en el entorno de nuestro propio barrio, pero a través de otro idioma y dirigida a la gente de otras culturas?  ¡La gente de Twitter y Facebook se va a enterar de nuestra falta de competencia!

Felizmente, de hecho ya contamos con varias herramientas con disponibilidad por Internet.  Los traductores automáticos brindan un servicio para hacer lo posible para acercar la gente de mundos distintos.  Lamentablemente, una máquina nunca podrá lograr señalar los matices del significado de las expresiones coloquiales, por ejemplo.  Resulta, pareceríamos no tan educados a nuestra audiencia de parlantes nativos del idioma de nuestro objetivo.

Las redes sociales 2.0 son foros para poder practicar una lengua extranjera, no para aprenderla desde cero.  Una vez con una base de aprendizaje desde cualquier método, se puede utilizar y practicar el idioma del objetivo, logrando las comunicaciones y mejorando la base de sabiduría.  No obstante, por lo más, nadie va a corregir las erratas de ortografía, ni tampoco los errores de gramática.  La enseñanza desde otra fuente nos fortalecerá para quitar las torpezas de no haber alcanzado la fluidez.

Les doy una advertencia bien fuerte: Hasta los nativos de cualquier idioma no se expresan sin errores.  Aún peor, muchos escriben utilizando pura jerga.  El desafío para los no nativos proviene de aprender como escudriñar la escritura y determinar cuales son las frases indicadas para imitar, también cuales deberían ser ignoradas.

Observar bien, pues, es el camino preferido para poder mejorar las habilidades en la lengua extranjera.  Aunque les cueste mucha paciencia, nos saldrá mejor leer y aprender que participar al principio.  Al comienzo, el uso de frases simples le aumentará la confianza.  Mejor no intentar traducir todo frase desde su lengua materna.  Esforzarse en pensar en el idioma del objetivo les ayudará para poder platicar con otras personas.  A nadie le gustaría repetir sin dejar el ciclo de traducir entre y hacia otro idioma cada vez con cada frase.

Un idioma que carezca de uso no le sirve a nadie.  Por eso, ahora último en este mundo tenemos las herramientas de comunicaciones para poder lograr la practica cuando nos convenga, a través de un aparato que pueda nos facilitar el proceso.

Anuncios